Consejos para emprender con tu propio almacén

 

Existen diferentes situaciones que llevan a pensar en la posibilidad de emprender, y el almacén de barrio fue y es una alternativa que cada vez se considera más.  Sin embargo, es clave tener conocimiento del conjunto de procedimientos legales, comerciales y sociales que esto implica, y así evitar sorpresas. Lo primero es obtener los permisos técnicos para que el negocio funcione en la práctica y así, posteriormente, recibir la patente para operar. 

 

Primeros pasos 

  1. Determina el capital que vas a necesitar, al menos para comenzar. Considera que demorarás un tiempo en generar ganancias, por lo que se sugiere contar con el monto suficiente para la puesta en marcha y los costos de funcionamiento iniciales.

  2. Escoge la ubicación. En gran medida el éxito de éste depende de dónde está, ya que sin duda tendrás más opciones de venta si es un lugar con alto tránsito de personas. Es importante también que esté visible y sea de fácil acceso.

  3. Analiza el sector y la competencia. Una vez tengas definido el lugar, recorre las cuadras cercanas y pone atención al comercio que existe. Qué tipo de negocio, qué venden y cómo son las instalaciones. Esto, con el fin de buscar diferenciarte, ya sea en la oferta, el tipo de producto o el lugar como tal. 

  4. Conoce a tus posibles clientes. Analiza a las personas que circulan por el sector, si viven ahí, si trabajan ahí, si solo están de pasada, si van a colegio, etc., ya que tener una idea del público que irá a tu almacén te orientará sobre los productos que podrías necesitar. 

Para la puesta en marcha


  • Define el mix de productos. Qué vas a vender, si tendrás un poco de todo o será especializado (pastelería, carnicería, minimarket, etc).

  • Cómo vas a abastecer el negocio, con cuáles proveedores. Siempre es recomendable, para facilitar y optimizar el proceso, utilizar Marketplace como Almacén Gurú, y priorizar variedad sobre cantidad. Entre los productos más solicitados están los abarrotes, frutas y verduras, líquidos, pan, embutidos, lácteos, conservas, dulces, snacks, y por último,  artículos de limpieza e higiene personal.

  • Equipamiento y muebles. Cuando ya tengas definido qué productos venderás, puedes organizar cómo y dónde; estantes, mesas, góndolas, refrigeradores, congeladores, pesa digital, caja registradora, etc. 

  • Finalmente, contar con conocimientos administrativos, los cuales se pueden obtener a través de capacitaciones, es un plus para el manejo del negocio. Es primordial saber por ejemplo qué significa el pago de impuestos, lo que implica la compra, cuál es la ganancia, qué son las utilidades, etc.


Permisos a tramitar para la operación

 

Lo primero es constituir la empresa ante la ley y el Servicio de Impuestos Internos (SII). Luego, se requiere conseguir los permisos y autorizaciones necesarias para obtener la patente comercial. La cantidad de estos dependerá del giro de tu empresa, de cómo y dónde operarás. En caso de incluir venta de alcohol, se debe obtener patente que lo permita. 

 

La solicitud de la patente debe realizarse en el departamento de patentes municipales, previa revisión del plano regulador de la municipalidad respectiva. El valor es variable, y se debe tener en cuenta que siempre pedirán identificar el capital propio (el inicial declarado por el contribuyente si se trata de actividades nuevas, o el registrado en el balance terminado el 31 de diciembre inmediatamente anterior a la fecha en que deba prestarse la declaración de capital). Los contribuyentes que no estén legalmente obligados a demostrar sus rentas en un balance general, deberán pagar una UTM por una patente por doce meses.

 

También deberá presentar, junto a la solicitud de autorización para funcionar en un local o lugar determinado, una declaración jurada simple acerca del monto del capital propio del negocio. Los documentos más comunes solicitados, para todos los rubros, son una fotocopia de la cédula de identidad y/o RUT de la sociedad (según corresponda), o bien una fotocopia legalizada de la escritura de constitución de sociedad (si esta la solicita una persona jurídica). 

 

En resumen, para obtener la patente debes ir a la municipalidad a retirar el formulario, luego entregarlo con los antecedentes requeridos y la documentación necesaria adjunta, para finalmente esperar que el inspector municipal realice una visita al lugar. (algunas veces puede requerir nuevos trámites o documentos).

 

Sin duda emprender requiere de sacrificio, y sobre todo en un comienzo, es mucho el esfuerzo, ya que se está 24/7 pendiente de ello. Lo importante es estar consientes del trabajo que implica, y tener la capacidad de no desmotivarse y manejar la frustración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

DESCARGA LA APP